sábado, 6 de junio de 2015

El increíble caso de Barnaby Brocket


Fondo de la portada del libro "El increíble caso de Barnaby Broket" de la editorial fanbooks.

-         -Es una novela de 283 páginas, escritas por John Boyne, conocido por su novela “El niño del pijama de rayas”. Fue publicada por vez primera el septiembre de 2013 en inglés, con el título original The terrible thing that happened to Barnaby Brocket. Está dedicado a Philip Ardagh, autor de libros infantiles, especialmente conocido por la serie de 6 libros donde se narraban las aventuras de Eddie Dickens.

-         -  La historia nos explica las aventuras de un joven llamado Barnaby Brocket, quien flota; lo cual podría ser un toque de originalidad para la vida de cualquier persona, y un motivo de felicidad por parte de los padres del niño, debido a esta extraordinaria capacidad de su hijo. Pero en esta historia se nos presenta una familia anormalmente normal, la cual repudia, debido a una infancia traumática, cualquier elemento de la sociedad que destaque o no cumpla las reglas generales de la estética, el orden y la ética.

-          - A lo largo de toda la obra desde un principio hasta la penúltima página encontraremos una reflexión constante sobre la frivolidad del mundo, todo vivido por un niño, quien presencia esta injusticia con la inocencia de que están dotados los niños.

-          - En el ámbito de la crítica social encontramos que se tocan muchos elementos, desde la homosexualidad, la fealdad, la xenofobia etc. Pero los que destacan son dos en los cuales se hace un  gran hincapié debido a lo cual impacta fuertemente en el lector:
o   La homogeneidad impuesta en las sociedad: Debido al sistema de vida recientemente adquirida por parte de una mayoría visible del mundo, podemos ver como cada vez hay menos diferencias entre los diferentes países de occidente, ya poco queda de esa hermética tradición propia de cada país, cada vez es mayor la intromisión de otras celebraciones, modas, idiomas, etc en nuestros respectivos países, y lo peor de todo es que esta globalización absorbe otras ideologías, otras tradiciones, las mezcla y crea una nueva, pero en esta nueva no se acepta absolutamente nada que vaya en contra de esta nueva ideología, o simplemente no sea igual a esta, la cual ha sido impuesta de forma silenciosa, y todos aceptamos sin rechistar. Esto se refleja en la novela de un modo continuo, pero se exagera de sobre manera en los padres de Barnaby, el protagonista. Alistair Brocket es el padre del niño, se le describe del siguiente modo:

“Alistair perdía la paciencia con la gente que era peculiar o que hacía numeritos. Si iba en el metro y veía un  grupo de adolescentes que hablaban demasiado fuerte, en la siguiente parada se bajaba y se daba prisa en cambiar de vagón. Cuando comía en un restaurante […] se ponía enfermo si un camarero cantaba una canción de aniversario a unos clientes con afán de protagonismo, y decía que eso ya le había arruinado la velada”

El padre como vemos está obsesionado con que todo y todos sean exactamente iguales en el mundo, sin aceptar ni un poco de discordancia con su filosofía de vida. Eleanor Bullingham, la madre de Barnaby, también tiene una idiosincrasia parecida  a la de su marido, pero un tanto más grave, siendo capaz de hacer cuanto haga falta por pasar desapercibida en el mundo, ya que ella será la ideóloga y promotora del horrible plan que acometerán contra su propio hijo.

o   La reacción de la sociedad contra todo aquel que destaque o sea diferente a lo considerado “normal”: Probablemente sea el tema que más nos conmueva, ya que el autor nos hace comprender de primera mano cómo se siente toda esa gente que es repudiada por sus vecinos, sus compañeros de trabajo o escuela e inclusive por su propia familia como le pasa al protagonista.

Hay momentos que al propio lector le ofende el ver los comentarios de ciertos personajes apáticos que se dedican a vilipendiar a las diferentes personas con las que irá estableciendo relaciones el protagonista de la obra. En otros momentos nos sentiremos culpables, porque recordaremos, queramos o no, a menos que se trate de un cínico desvergonzado, que todos hemos hecho daño a alguna persona, usando como pretexto algún elemento que lo hacía diferente de los demás. Y en otros nos dolerá, llegando a causar en las personas más sensibles el derramamiento de lágrimas, el ver lo que han de sufrir las personas, y con la ignorancia con la que se atreven las personas a proferir fatuas afirmaciones, zahiriendo así al que las ha de escuchar día tras día.

Es una novela muy recomendable para cualquier persona a partir de los 13 años de edad, ya que pese a que parezca una obra simplona, sin nada especial, tal y como he hecho constar subyace un gran maquinaria crítica para con la sociedad moderna. Pero no todo es sobriedad absoluta, también encontraremos momentos ridículos los cuales nos arán reír mucho. La historia a más a más cuenta con un desenlace inesperado.

Es una obra que se hace liviana y amble de leer, sin una gran complejidad en el léxico empleado ni encontrándonos envueltos en subargumentos difíciles de comprender.

Es una obra sencilla y profunda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada